Qué es self-tape

Self-tape.

Una nueva manera de hacer audiciones y casting que cada vez goza de más popularidad.

En los tiempos que vivimos no es de extrañar que la tecnología cambie el terreno de juego de muchos procesos selectivos que se dan en el ámbito laboral. El mundo de los casting y las audiciones no iba a ser menos, dónde cada vez más se solicitan self-tapes (auto-grabaciones).

 

Ya hace mucho tiempo que las empresas se rindieron a las ventajas de realizar entrevistas de trabajo a través de videoconferencia, hasta el punto de ser un proceso habitual en algunos sectores. Esta tendencia llega al mundo del espectáculo con los vídeo-casting, self-tape o tape casting, auto grabaciones en las que los candidatos muestran sus capacidades interpretativas.

Este tipo de casting se utiliza como parte de un proceso más largo. Normalmente puede ser un primer filtro, que permite a los auditores invertir su tiempo en los candidatos que verdaderamente le gustan. Hoy por hoy la audiencia presencial, “face to face”, sigue siendo un proceso esencial en el reclutamiento de artistas, pero el self-tape ha abierto un mundo de posibilidades en los procesos de casting.

Esta “auto-grabación” beneficia a todas las partes, ya que permite optimizar el tiempo de auditores y candidatos, convirtiéndose en una nueva herramienta que los actores deben conocer y manejar para prosperar en este entorno profesional.

Ventajas de los casting self-tape
  • No descartas a un candidato por un “mal día”. El actor puede repetir su interpretación y enviar una grabación en la que muestre su capacidad interpretativa sin intromisiones.
  • Permite al actor concentrarse en audiciones en las que ya ha recibido un feedback positivo, y por lo tanto tiene más posibilidades
  • Da una oportunidad a los candidatos que no están cerca de la producción
  • La grabación permite al artista poder juzgar él mismo su propia interpretación, tanto en caso de ser rechazado, para identificar aspectos a mejorar; como en caso de ser seleccionado, puede analizar los puntos fuertes de su interpretación de cara a las siguientes audiciones.
  • Se superan las barreras físicas para seleccionar a los artistas. Sin costes de transporte, alojamiento, problemas de agenda o calendario …. permite a los ¿auditores? seleccionar candidatos de un espectro mucho mayor

Pero quizá no todo sea bueno, la parte técnica puede ser un inconveniente para algunos. El self-tape obliga al candidato a realizar una grabación, y un actor no tiene porqué dominar este campo.

Hay que tener claro que lo importante en un self-tape es la interpretación, y no tanto la calidad de la grabación.

Pero como en cualquier ámbito, la presentación puede mejorar o perjudicar el contenido, y una grabación realizada en condiciones poco adecuadas puede penalizar la percepción del jurado sobre la interpretación. Si quieres olvidarte de esta parte puedes confiar en un equipo de self-taping como el de YDMTG, formado por profesionales del mundo audiovisual (actores y técnicos). Contratando estos servicios disfrutarás de asistencia durante todo el desarrollo del self-tape, tanto con los medios materiales (cámaras, micrófono, estudio, … ) como en el apartado técnico (montaje, iluminación, edición …). Además el equipo de actores puede ayudarte en el desarrollo de la actuación, dándote la réplica y un valioso feedback de la interpretación.

servicio grabacion self-tape